[:es]LA MATANZA[:]

Pubicado enEnviar un comentario

[:es]

 artesanias-33

LA MATANZA

Huajuapam de león, Oaxaca, “festival del mole de caderas ”llamando así a la matanza de chivos ( entre 8,000 y 12,0000)anualmente en el mes de octubre, para la preparación de la carne de “chito” (carne desecada al sol) y con ella la preparación del “mole de caderas ”platillo tradicional de la zona mixteca Oaxaqueña. 

Yo vi correr la sangre, aliento de vida, la vi alejarse por debajo de mis pies y por los de la mujer que amo, vi goteando la vida, ante los ojos complacientes de los chupadores de imágenes, vi la sangre amoratarse y con ella la vida, sentí su olor a muerte y el grito apagado en la espera de lo que está por suceder, aceptarlo es morir, y callar es despedirse, también vi la vida de aquellos que matando aseguran su porvenir, su alimento inmediato. Aún conservo el cuchillo en la boca y la sangre en mi alma,  símbolos de poder y dominio, vi la muerte roja como sus labios y el verdor naciente en sus dilatadas pupilas,  percibí el llanto silencioso esparciendo su fragancia sobre los campos desolados de esperanza en espera de resurrección.

— ¿Dónde está el dolor, para callarlo? —,¿Dónde está la fuente de vida para beber de ella?—, ¿Por qué mis oídos se atragantan de palabras guardadas en su boca en su despedida?—, ¿Por qué no estás aquí para consolarme?—, ¿por qué estás alla, mirándolo todo sin mi?. ¿Miles de vidas en sacrificio, cuando una sola valdría para despertar tu alma? Un regalo de muerte fue la salvación de tu alma, el sacrificio de quien entrega su vida en aras de una resurrección.

— ¿Quién te ha dado ese regalo? —,¿Quién te ofrenda una vida para abrir tu alma? —,¿Por qué coronan de sangre y espinas a un espíritu para renacer de la cenizas?, ¿Por qué estuvimos allí en ese juego de la vida llamada muerte? —, ¿Cuál es la lección para saberla?

    No es nada que no pueda entender, entonces, ¿por qué el dolor?, ¿es la muerte o es la ausencia lo que me desgarra? Esto no es una queja, es un dolor abriéndome desde dentro, no es la vida yéndose, es la vida brotando, es la muerte pariendo una esperanza, es la yerba rompiendo su capullo, es la larva de de la vida abriéndose paso por mi adolorido cuerpo, es tu vida y la mía renaciendo y agitándose, ¿qué caminos encontrarán?, ¿qué caminos los acercaran? Esto es lo que digo a mi esperanza, pero están ahí nuevamente las mismas imágenes brotando de las danzas antiguas, cercadas de plumas y cascabeles, en cada paso y en cada ritmo, la serpiente reptando por mí alma y levantando el vuelo convertido en pájaro, ¿dónde estás?, ¿te alcanzarán mis palabras y mis emociones?, ¿es la muerte nuestra consejera y amiga?, ¿lo creo de verdad? Ahí estas en medio del frío y del bosque, acurrucada el alma y el cuerpo en mi calor y mi deseo, ahora eres árbol del bosque, en ti anidarán los pájaros del deseo y la esperanza, eres una primavera y tu sombra hará crecer el musgo de mi vida, un mar abierto y tu espuma tocará mis pies como la fragancia de tu pelo a mi escondido deseo, ahí estas, bañada en sangre, en frío y en agua caliente, solo porque estuve ahí, contemplándolo todo impersonal, conmovido hasta los huesos, preguntándome hasta cuando, ¿por qué hasta ahora?, ¿por qué no estuviste ahí en el inicio?, ¿por qué estas aquí, ahora, donde te puedo tocar y ver?, ¿por qué no eres un sueño?, ¿por qué no quiero despertar de la vigilia? Solo testigos para ver, solo testigos para atestiguar, mudos testigos para algún día recordarme la felicidad cuando mi alma ya no tenga recuerdos, cuando solo sea una imagen en una fiesta de muertos, solo para cuando alguien pregunte ¿quién fue?, ¿qué hizo?, y la repuesta sea, yo estuve allí y sé a quién amo.

[:]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *